Los habitantes más tranquilos del barrio…

0

Alpinistas, copleros y soldados: los fantasmas del Cementerio de Fuencarral.

cementerio

Beatriz Pérez Ruíz

Más de 70.000 metros cuadrados de anécdotas e historias “descansan en paz” entre las avenidas de Montecarmelo, sin que sus vecinos sepan que, bajo la óptica adecuada, el cementerio de Fuencarral puede llegar a convertirse en un verdadero museo al aire libre.

molinaAunque su hermano mayor, el Cementerio de la Almudena, suele acaparar toda la atención, nuestro camposanto también da cobijo a personajes ilustres como el coplista malagueño Antonio Molina, autor de “Soy minero” o “La bien pagá”. Junto a él descansa el también cantante Luis Aguilé, argentino conocido por éxitos como “Cuando salí de Cuba” y “Juanita Banana”. El ex-alcalde de Madrid, Agustín Rodríguez Sahagún, el arquitecto Miguel Fisac y la actriz y presentadora de “Dabadabada” y “La bola de cristal”, Sonia Martínez, completan la lista de las ánimas más famosas del barrio.

Monumento Soviético.

Monumento Soviético.

Los cámaras de Televisión Española, Teodoro Roa y Alberto Mariano Huéscar —ambos fallecidos en Alaska junto a Félix Rodríguez de la Fuente— ostentan el triste honor de ser incluidos en este anecdotario por su mala suerte póstuma. Y es que, cuando la comitiva llegó a Fuencarral, descubrió que los ataúdes sobrepasaban las medidas habituales. Las normas sanitarias de traslados de cadáveres entre países obligaron a los asistentes a retrasar el último adiós, esperando varias horas bajo una lluvia torrencial mientras los enterradores agrandaban las fosas.

brigadas

Quienes también aguardan frente a las lápidas, son los amigos y admiradores de las Brigadas Internacionales, que regularmente acuden a rendir homenaje a estas unidades de voluntarios extranjeros que defendieron la república durante la Guerra Civil Española. Desde la “A” de Abramovich hasta la “Y” de Yashin, conmemoran los 91 nombres que cubren un bloque de granito pulido. Sobre la superficie de éste monumento rosado —que se parece a un mapa de la península— se adentran los torsos metálicos de los combatientes soviéticos, bajo el cuidado de una dama enlutada. A pocos metros de distancia, acopladas a un muro, encontramos las placas que recuerdan a numerosos brigadistas polacos, judíos, chipriotas, franceses, italianos, serbios y yugoslavos.

Amparo Bravo Blanco, "La muerta-viva".

Amparo Bravo Blanco, “La muerta-viva”.

No sólo la historia militar ha dejado su huella en este cementerio; también en los Anales de la Real Academia Nacional de Medicina se recoge el curioso caso de Amparo Bravo Blanco, una criada viuda fallecida a la edad de 47, que revolucionó la prensa de los años 30. El semanario “Crónica” explicaba a unos lectores impresionables cómo la fallecida no presentaba ninguno de los síntomas típicos de la muerte.

Ante la piel sonrosada y caliente, los ojos abiertos y húmedos y unas articulaciones sin el menor indicio de rigor mortis, los forenses decidieron posponer la autopsia mientras periodistas y vecinos se encargaban de propagar el rumor de la muerta resucitada.

Llegaron incluso a acusar de embrujo a los señores de la casa en la que servía —y a la que entró a trabajar presuntamente un día 13— una prestigiosa familia madrileña que había reconocido en varias ocasiones su afición por el espiritismo. Finalmente el archivo se cerró certificando una muerte natural por asistolia.

EscaladoresAl margen de estas curiosidades, quienes realmente consiguen dar “vida” a este lugar son las sepulturas anónimas, cómo aquella que representa una montaña con dos alpinistas escalándola o los nichos que reposan cubiertos de pegatinas, lazos y escudos de distintos clubs de fútbol. Además, resulta curioso observar que, por precaución o casualidad, atléticos y madridistas descansan en zonas más bien apartadas de sus forofos contrarios.

Tal vez, todos estos personajes, los habitantes más tranquilos del barrio, quieran recibir las visitas de sus vecinos e incluso confesar algún secreto más del cementerio de Fuencarral.

Compartir

[La Revista de Montecarmelo]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Scroll Up