La importancia de un buen desayuno

0

DESARROLLO PERSONAL

Hay que disfrutar más de los desayunos y empezar a darles la importancia que se merecen

Hay que disfrutar más de los desayunos y empezar a darles la importancia que se merecen

Por la psicóloga Patricia Peyró. @patriciapeyro

Estamos hartos de escuchar y de leer acerca de las bondades que aporta el desayuno a nuestra vida: “que si es la comida más importante del día”, “que si es el combustible para poder rendir”, “que si lejos de adelgazar, saltarse el desayuno engorda”… Pero, ¿qué ocurre con el aspecto psicológico de la primera comida del día?

¿Puede el desayuno afectar a nuestro estado de ánimo?

La respuesta es sí: la falta de energía influye en la concentración y el rendimiento intelectual, pero también puede afectar a nuestro humor. Para entenderlo basta imaginar cómo nos sentimos cuando tenemos hambre: además de malhumorados, la sensación del estómago vacío puede generar agresividad, y la atención deja de focalizarse en otra cosa que no sea la pura necesidad biológica de saciar el apetito.

Entre las principales consecuencias negativas de no desayunar destaca la sensación de cansancio, pero además se relaciona con malos hábitos, como el comer más de la cuenta posteriormente durante el día asumiendo el riesgo de darnos algún atracón no precisamente sano, generándonos un posterior sentimiento de culpa. Por no hablar de cómo hace que no se active el tránsito intestinal, pudiendo generar estreñimiento y mal humor.

Además de sus aspectos dietéticos, señalemos los matices sensoriales de éste: cómo nos hace sentir el primer café del día… Cada uno vincula el desayuno a algo muy concreto, generalmente otorgándole carácter festivo cuando se presenta la ocasión ¿Hacemos el mismo desayuno los festivos que entre semana? ¿Por qué fantaseamos con desayunos románticos, o disfrutamos tanto de los buffets cuando vamos de viaje?

Disfrutemos, pues, de la primera comida del día… No como si fuera la última, pero sí otorgándola un poco de atención y la importancia que merece para que nuestros días sean más felices y cundan mejor. Como diría tu mamá: ¡A desayunar!

Compartir

[La Revista de Montecarmelo]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Scroll Up