Vestir de y para… vivir en el barrio

0

 Vivir la moda

Ainara, Alejandro y Amaia visten  su verano con ropa comprada en  el barrio.

Ainara, Alejandro y Amaia visten su verano con ropa comprada en el barrio.

 

 

 

 

 

Este mes nos zambullimos todos en agua clorada. Los niños estrenan traje de baño. Y las madres también necesitamos ropa para ir a la piscina.

Ainara no solía comprar en el barrio. Trabaja lejos, coge el coche todos los días y no vuelve hasta horas en que no apetece ir de tiendas. Solo la conocían en Mar de hilos, la mercería de Monasterio de Oseira, 13. Pero hace poco ha descubierto otros comercios y no para de picar. Un día a la salida de la mercería descubrió los trajes de baño infantiles de Tiaré. Estampados clásicos, colores alegres y tejidos iguales para niños y niñas. Perfecto para su familia. Y ya antes había descubierto, -quién no-, la zapatería Pisamonas en la que parece que siempre hay promociones a juzgar por las colas que se forman cada tarde.
Otro día, de paso en el centro comercial, descubrió la que hoy es su tienda favorita, la recién abierta The Tree. Y se compró ni más ni menos que “cuatro conjuntos, porque de ahí me gusta todo”. Aunque hoy ha posado para nosotros vestida de Carlitas, que también se encuentra en el centro comercial.

Llega el verano y hay quien olvida que está en la ciudad y decide pasear día y noche en traje de baño y chanclas, pero otros se siguen vistiendo bien incluso para la piscina. Como buena norteña Ainara lo hace así. Más cercana a la imagen típica de vascos perfectamente vestidos que caminan por el paseo marítimo de San Sebastián, que a la, también real y tópica, reflejada en la película “Ocho apellidos vascos”, a ella le gusta “llevar bien a los niños y seguir la moda, siempre dentro de un límite”.
Su hija, que acaba de lanzarse a andar, lleva un conjunto de vestido y culetín. El niño un bóxer del mismo tejido que su hermana. Todo de Tiaré. Los dos van calzados con zapatillas de Pisamonas. Ainara viste un conjunto de ropa cómoda y fresca de Carlitas, ideal para un sábado de junio en Montecarmelo: perfecto para ser abandonado sobre la toalla el tiempo que dura un baño y también para salir a cenar. Es fácil desprenderse de él antes de zambullirse en el agua con el bikini y un placer volvérselo a poner para cenar con amigos en una terraza.

DIRECCIONES:
Carlitas: Centro Comercial Montecarmelo.
Pisamonas: Monasterio de Samos, 11.
Tiaré: Monasterio de Oseira, 13.

Texto: María Aguilar.

Compartir

[La Revista de Montecarmelo]

CIERRE TEMPORAL DE LA REVISTA

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Scroll Up